Es hora de presentarse

Este va a ser el lugar donde compartiré mis experiencias profesionales, contenido relacionado con las artes escénicas, tutoriales, actualidad cultural…

Pero antes de ponernos en harina, me presentaré.

Soy Ester Gascón, realizadora audiovisual, diseñadora gráfica, técnica de iluminación, regidora… y desde 2016, creadora y productora de Cultus (entre otras cosas).Un proyecto de negocio que llevaba en la cabeza hace mucho tiempo donde puedo aunar mi pasión por las artes escénicas y visuales. Y qué mejor forma de inaugurar el BLOG que hablando sobre mis influencias y gustos en esas dos artes a lo largo de mi vida.


Nací en el 82, año de Naranjito. Empezando una década en la que sólo existía un canal de televisión. Mis primeros recuerdos de pantalla fueron Alaska y los Electroduendes. Recuerdo que me daban algo de miedo y que todavía era muy joven para entender todo lo que rodeaba a la Movida. Después, Barrio Sésamo se hizo rey de mis tardes infantiles. Un programa con pinceladas educativas que nos enseñó a compartir, cantar, contar y ser feliz. Creo que no ha habido un producto televisivo infantil mas completo hasta ahora en nuestros canales.

   

En esta década también se produjeron varias de las mejores sagas de la historia del cine: Indiana Jones, Regreso al Futuro, Los Cazafantasmas, Star Wars, Terminator, Alien o Pesadilla en Elm Street.

¿Cómo no iba a enamorarme de este arte? Sentarte en una butaca donde te colgaban las piernecillas, con una bolsa de palomitas de Primitivo Gil. Se apagaban las luces y una enorme pantalla, que te cubría todo el campo visual, empezaba a contar historias.

Me fascinaba que en hora y media pudieras convertirte en un superhéroe, tener una nave espacial, ser amiga de un extraterrestre o viajar en el tiempo. Esa excitante sensación de no saber si era verdad o ficción.

Y estas mismas sensaciones me empezaban a pasar con el teatro.

Me acuerdo de ir al Teatro Principal de Zaragoza de pequeña a ver al Tricicle, a La Cubana o a Els Joglars y , al terminar la función, tener siempre el mismo sentimiento: querer ser parte de ese mundo, de esas historias, de esos personajes.

A los 16 años recién cumplidos, en mitad de mi adolescencia y con unas aficiones raras para mi edad, me apunté a un curso de interpretación. Ya estaba al otro lado, ya estaba en el espacio donde esas historias tomaban vida. Había pasado de ser receptora a emisora. Y eso conlleva mucha responsabilidad, sea ficción o realidad.

Dos años mas tarde, empezaría a estudiar Realización Audiovisual en CPA Salduie (Zaragoza). Dos años intensos donde me empapé de todo lo que ofrecía el medio audiovisual en ese momento. El cine y la televisión era mi día a día. La era digital empezaba a estar presente. Pasamos de editar con dos reproductores de video y una mesa de mezclas (edición A/B Roll) a utilizar Adobe Premiere y archivos de video.

El inicio del siglo XXI nos dejaba películas que ya pertenecen a los clásicos del Séptimo Arte: Matrix, Battle Royale, Chicken run, Billy Elliot, Amelie, Shrek, Harry Potter, El Señor de los Anillos, El pianista, Ciudad de Dios, Los lunes al sol, Alta fidelidad…



Muchas producciones de animación y efectos especiales digitales que ofrecían otra estética y modo de contar historias.

Desde el primer día de mi vida laboral he intentado formarme y aprender de la gente que me rodeaba, fuese en el campo audiovisual, cinematográfico, televisivo o escénico. Esta profesión requiere una actualización continua, tanto en la parte técnica como creativa. Y yo lo he tenido siempre muy claro: mi profesión ha sido, es y será mi forma de vida. Venga lo que venga (sea bueno o malo), el arte y la cultura nos llevan acompañando desde que el ser humano pintaba en las cuevas y contaba sus hazañas al resto de la tribu.
Así que…
¡VIVA LA CULTURA!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *